CAMBOLSA, CAMARA DE INTERMEDIARIOS BURSATILES Y AFINES






EDUCACION BURSATIL

¿Qué es el perfil del inversionista?

El perfil del inversionista se refiere a las características de una persona que definen la manera en que debe tomar sus decisiones de inversión, incluido su nivel de tolerancia al riesgo en relación a los diversos instrumentos de inversión que existen en el mercado. El perfil debe generarse a partir de la evaluación de una serie de variables que reflejan la tolerancia al riesgo (qué tan dispuesto se está para asumir riesgos financiero) de cada inversionista. Este perfil sirve de guía para la toma de decisiones de inversión financieras.

Ver Más En la medida que conozca qué tipo de inversionista es usted, podrá elegir de mejor forma entre las alternativas de inversión que le ofrece el mercado o crear un portafolio de inversiones que se adapte a su perfil. Dentro de los factores que deben ser considerados para definir el perfil del inversionista se pueden mencionar:
• La edad de la persona
• Los ingresos actuales y los esperados
• Las obligaciones financieras
• El Patrimonio con que se cuenta
• Capacidad de ahorro
• Tolerancia al riesgo
• Objetivo de la inversión
• El horizonte de tiempo de la inversión
• Nivel de Rentabilidad esperado

Tipos de perfil de inversionista

Hay tres tipos clásicos de perfil de inversionista:
- Inversionista conservador

Ver Más Caracterización: Este inversionista se caracteriza por ser menos tolerante al riesgo y valora más la seguridad que el rendimiento. Por lo tanto, escoge instrumentos de inversión que le den certeza de que no perderá parte o todo el dinero que invertirá. Prefiere invertir en instrumentos de renta fija, como títulos de deuda, depósitos a plazo o cuentas de ahorros, que le permiten programar con antelación su rentabilidad, o sea su flujo de ingresos.
Objetivo: La prioridad es preservar el capital a mediano y largo plazo.
Rentabilidad: Da prioridad a la seguridad antes que asumir grandes riesgos por buscar obtener mayor rentabilidad.
Necesidad de fondos: Requiere de una parte substancial de dichas inversiones en el corto plazo.

- Inversionista moderado

Ver Más Caracterización: Este inversionista es cauteloso con sus decisiones, pero está dispuesto a tolerar un riesgo moderado para aumentar sus ganancias. Procura mantener un balance entre rentabilidad y seguridad.
Suele buscar la creación de portafolios de inversión que combinen inversiones en instrumentos de renta fija y de renta variable.
Objetivo: Busca obtener un crecimiento a largo plazo del capital para poder incrementar su patrimonio y quizás complementar sus ahorros jubilatorios.
Rentabilidad: Busca obtener rentabilidades que apunten a un crecimiento de su patrimonio en el largo plazo pero sin exponer la totalidad de su capital a pérdidas.
Necesidad de fondos: No necesita disponer de una parte sustancial de sus inversiones en forma inmediata.

-Inversionista agresivo

Ver Más Caracterización: Busca los mayores rendimientos posibles, por lo que está dispuesto a asumir el riesgo que sea necesario. Esta clase de inversionista corre riesgos en los mercados y opta por los instrumentos que prometen las ganancias más elevadas, sin importar si en un momento dado se arriesga a perder la mayor parte de la inversión. Este tipo de personas prefieren portafolios de inversión en los que combinan fondos de capitalización, deuda a corto plazo, deuda a largo plazo, e instrumentos de inversión sofisticados.
Objetivo: Su principal interés es maximizar el crecimiento de su patrimonio a largo plazo manteniendo cierto balance en tus inversiones.
Rentabilidad: Maximizar y rentabilizar su patrimonio a largo plazo.
Necesidad de fondos: No necesita disponer de sus inversiones por un período de tiempo prolongado.

¿Qué es un mercado de deuda o de renta fija?

Los instrumentos de inversión de renta fija son emisiones de deuda que realiza el estado y las empresas, dirigidas a los participantes del mercado de capitales. Las inversiones en renta fija pueden adquirirse en mercado primario en el instante en que por primera vez se ofrecen al público ó en el momento de la emisión, o comprarse a otros inversionistas en lo que se conoce como mercado secundario.
La renta fija funciona como un préstamo bancario, pero tiene algunas particularidades:
•Los prestamistas son una gran cantidad de inversionistas, que se denominan obligacionistas.
•La deuda se representa mediante títulos valores negociables en el mercado de valores, por lo que el inversionista puede acudir al mercado y vender su título anticipadamente para recuperar su inversión.

A cambio de prestar su capital, los inversionistas reciben un interés cada determinado tiempo. Los títulos de renta fija comúnmente llamados bonos otorgan al propietario el derecho a cobrar los intereses y el capital en el futuro, así como cualquier otro derecho establecido en el prospecto de emisión. Su característica más relevante es que su rentabilidad, obtenida por el cobro de intereses, está determinada durante todo el plazo de la emisión, lo que no significa que siempre el tipo de interés será fijo o constante a lo largo de toda la vida del activo.

Ver Más Los activos de renta fija o bonos suelen pagar un interés en forma periódica, este pago suele llamarse "cupón" y en la mayoría de los casos devuelve el capital al vencimiento, aunque existen también bonos con programa de amortización del capital. También existen bonos que no pagan cupón de interés, éstos se conocen como títulos "cupón cero", tal el caso de las letras del tesoro y los pagarés de empresas en los que el rendimiento se genera por la diferencia entre el precio de adquisición y el precio de amortización del título.
La característica fundamental de este tipo de valores es que se conceden como una deuda de las instituciones hacia los inversores, es decir, que tienen un fuerte respaldo financiero para quien los adquiere. Hay que tener en cuenta que el precio de los títulos de deuda está directamente relacionado con los ciclos económicos y las tasas de interés de los mercados, por tanto, el valor nominal puede ser diferente al valor de mercado. Aunque el riesgo de oscilación del precio existe, el inversor puede optar por mantener la deuda hasta su vencimiento, recibiendo la rentabilidad acordada en la emisión.
Existe una gran variedad de bonos (corporativos, nacionales, extranjeros de gobiernos y otros) para diferentes inversionistas. Su escogencia dependerá de su perfil como inversionista. Los títulos de deuda de las empresas privadas poseen un prospecto o documento informativo con las características de los títulos, condiciones de pago y principales riesgos asociados, que sirven de guía para determinar si dichas condiciones se ajustan a su perfil de riesgo.

¿Qué es un mercado accionario o de renta variable?

El mercado de renta variable es aquél en el cual se negocian valores que no ofrecen una rentabilidad fija. La rentabilidad de las inversiones de renta variable, está ligada a factores tales como las utilidades obtenidas por el emisor de los valores y, por las ganancias de capital obtenidas por la diferencia entre el precio de compra y venta de los valores. Este mercado está compuesto principalmente por acciones, bonos convertibles en acciones y títulos provenientes de procesos de titularización, casos en los cuales la rentabilidad de la inversión no está asociada a una tasa de interés específica.

Las acciones son títulos nominativos de carácter negociable que representan un porcentaje de participación en el capital de la sociedad emisora de las mismas. A través del mercado de valores, únicamente pueden ser negociadas aquéllas acciones emitidas por las sociedades anónimas. Las acciones pueden ser ordinarias o preferentes. Cualquiera de ellas otorga a su titular, derechos económicos y políticos. La rentabilidad de la inversión está ligada a las utilidades obtenidas por la empresa, así como la valorización del precio de la acción en la bolsa.

Ver Más La denominación "variable" hace referencia a la variación que puede haber en los montos percibidos por concepto de dividendos, ya que éstos dependerán de los resultados económicos de las empresas en cada período. El dividendo es la retribución a la inversión que se otorga en proporción a la cantidad de acciones poseídas con recursos originados en las utilidades de la empresa durante un periodo determinado y podrá ser entregado en dinero o en acciones. La decisión de pagar dividendos a los accionistas es adoptada por la Asamblea General de Accionistas, la que a su vez indica la periodicidad y forma de pago de los mismos. El inversionista en acciones debe tener pleno conocimiento del prospecto que contiene las características del emisor y de las acciones que ofrece, incluyendo los riesgos y la política de dividendos, así como de la evolución del precio de las acciones, de los estados financieros del emisor, y de los hechos relevantes.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión o fondo mutuo es una institución de inversión colectiva que consiste en reunir fondos de distintos inversionistas, físicos o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, responsabilidad que se delega a una sociedad administradora.

Los fondos de inversión son una alternativa de inversión diversificada, ya que invierten en numerosos instrumentos, lo que reduce el riesgo. Desde ese punto de vista se puede decir que un fondo de inversión es un diversificador de inversiones que procura minimizar el riesgo y maximizar la rentabilidad", es un inversionista institucional.

La sociedad de fondos de inversión procede como un gran inversionista a invertir los recursos de conformidad con las políticas y parámetros de inversión establecidos en el prospecto, que es donde se establecen todas las condiciones de las inversiones, incluyendo criterios de diversificación, porcentaje por sector público y privado, estructura de plazos, políticas de redención de las participaciones, etc.

La sociedad de fondos de inversión procede como un gran inversionista a invertir los recursos de conformidad con las políticas y parámetros de inversión establecidos en el prospecto, que es donde se establecen todas las condiciones de las inversiones, incluyendo criterios de diversificación, porcentaje por sector público y privado, estructura de plazos, políticas de redención de las participaciones, etc.

Ver Más Hay fondos de inversión de carácter financiero y existen también fondos de inversión inmobiliarios. Dentro de los fondos financieros hay fondos de deuda, de corto y largo plazo, accionarios y de títulos extranjeros que se ajustan a diferentes tipos de inversionista. Se pueden clasificar en diversificados y concentrados (no diversificados), estos últimos definen sectores de actividad, tipos de títulos u otras categorías de valores en que invierten proporciones mayores de la cartera. También se clasifican en abiertos y cerrados; son cerrados si su patrimonio es fijo, las participaciones se negocian en bolsa y su plazo es definido. Si no cumplen con estas condiciones, se denominan abiertos. Los fondos de inversión abiertos tienen la posibilidad de redimir directamente las participaciones de los inversionistas, mientras que los fondos cerrados no, por lo que si un inversionista desea salir del fondo, este debe acudir al mercado secundario para vender su participación. Los fondos de inversión inmobiliarios son patrimonios independientes que administran las sociedades administradoras de fondos de inversión, por cuenta y riesgo de los participantes, cuyo objetivo primordial es la inversión en bienes inmuebles construidos, ya sea dentro o fuera del territorio nacional, los cuales deben poseerse en concepto de propiedad y libres de derechos de usufructo, uso y habitación. No obstante, algunos fondos pueden gestionar una porción de cartera para inversión en activos financieros. El fin principal de los fondos de inversión inmobiliarios es el arrendamiento de los inmuebles y complementariamente, la venta de los mismos.


Riesgo vs. Rentabilidad

El concepto de rentabilidad es muy intuitivo, el retorno que se obtendrá por encima del capital invertido. En una inversión, los rendimientos futuros no son seguros. Pueden ser grandes o modestos, pueden no producirse, e incluso puede significar perder el capital invertido. Esta incertidumbre se conoce como riesgo. En términos generales el concepto de riesgo hace referencia a la variabilidad de las rentabilidades medidas en un periodo de tiempo determinado respecto a la rentabilidad media de ese activo. Así por ejemplo, el riesgo puede estar asociado a la posibilidad de recuperar menos dinero del invertido, o a la posibilidad de obtener menos rentabilidad que la inflación actual, o de conseguir una rentabilidad menor a la esperada, o bien de tener que retirar la inversión antes del plazo previsto, y asumir los costos correspondientes.

Ver Más Una de las características más importantes para diferenciar una alternativa de inversión de otra, es el nivel de riesgo que supone. No existe inversión sin riesgo. Pero algunos productos implican más riesgo que otros. La única razón para elegir una inversión con riesgo ante una alternativa de ahorro sin riesgo, es la posibilidad de obtener de ella una rentabilidad mayor.
Es importante tener presente que:
• A iguales condiciones de riesgo, hay que optar por la inversión con mayor rentabilidad.
• A iguales condiciones de rentabilidad, hay que optar por la inversión con menos riesgo.
• Cuanto mayor el riesgo de una inversión, mayor tendrá que ser su rentabilidad potencial para que sea atractiva a los inversores. Cada inversor tiene que decidir el nivel de riesgo que está dispuesto a asumir en busca de rentabilidades mayores. • Cuanto más riesgo se asume, más rentabilidad se debe exigir. Igualmente, cuanta más rentabilidad se pretende obtener, más riesgo hay que asumir.
• Riesgo y rentabilidad van unidos, pero aceptar un mayor riesgo no es ninguna garantía de obtener mayores rendimientos.
• Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.
El riesgo se reduce con la diversificación y el tiempo, y habrá que tomar decisiones durante todo el plazo de la inversión. Una vez que elegido una composición de activos que satisfaga necesidades y objetivos, deben buscarse los activos y productos adecuados para conformar dicho portafolio; además de la toma de decisiones a largo plazo (estratégica) habrá que ir tomando decisiones en el corto (tácticas) para adecuarse a la situación de cada ciclo del mercado.

¿Qué es la custodia de valores?

Se entiende por custodia el servicio que presta una entidad, para el cuidado y conservación de valores y el efectivo relacionado, así como el registro de su titularidad, lo cual implica identificar en todo momento al propietario de los valores y del efectivo asociado.
Las entidades de custodia tienen el deber de cuidar y conservar los valores objeto de custodia y del efectivo relacionado; así como del registro de su titularidad. Además, es obligación de la entidad de custodia devolver al titular, valores del mismo emisor, de la misma especie y las mismas características de los que le fueron entregados para su custodia.

Ver Más Por su parte el propietario o titular es el responsable de la autenticidad de los valores objeto de custodia y de la validez de las transacciones de las que procedan. Por lo tanto, las entidades de custodia no son responsables por los defectos, la legitimidad o la nulidad de los valores o las transacciones de las cuales procedan.
En Costa Rica pueden ser entidades de custodia:
a) Las sociedades anónimas denominadas centrales de valores,
b) Las entidades financieras sujetas a la supervisión de la Superintendencia General de Entidades Financieras.
c) Los puestos de bolsa.

¿Cómo invertir en Bolsa?

Aprender a invertir debería ser algo básico para cualquier persona, pero muy poca gente le dedica tiempo a esta tarea. Invertir en Bolsa es mucho más fácil de lo que cree la mayoría de la gente, ya que es algo que cualquiera puede, y debe, hacer, sin necesidad de tener ningún conocimiento previo porque existen asesores expertos en la materia que le ayudan en la toma de sus decisiones de inversión.

Ver Más Invertir a través de la Bolsa de Valores le brinda seguridad porque se trata de un mercado totalmente regulado; diversificación, porque cuenta con una gran variedad de opciones de inversión; rentabilidad, a través de los títulos de renta fija; liquidez, porque a través del mercado secundario se pueden vender los títulos antes de la fecha de vencimiento de la transacción y flexibilidad en el manejo de sus activos financieros.
El futuro económico de una persona está determinado por el dinero que gana, el porcentaje que ahorra del dinero que gana, y cómo invierte ese dinero que ahorra. La clave del éxito financiero consiste en no gastarlo todo, invirtiendo un porcentaje de los ingresos. Si bien invertir es la mejor manera de asegurar su futuro en el mercado de valores, existen varias opciones que debe considerar para optimizar sus inversiones.
Al momento de invertir tenga en cuenta sus metas de ahorro y organice sus prioridades con claridad, es decir, debe establecer lo que espera de sus inversiones para determinar el tipo de inversión que más favorezca sus necesidades y expectativas. Determine sus objetivos de inversión y el grado de riesgo que está dispuesto a asumir en función de sus necesidades. El mercado de valores dispone de diversos instrumentos de inversión y cada uno tiene características distintas respecto a su plazo, rentabilidad, liquidez y riesgo, por mencionar algunas.
Antes de comenzar a invertir en el mercado de valores, se debería preguntar: • El propósito u objetivo de la inversión. • El plazo durante el cual está dispuesto a mantener la inversión. • El nivel de riesgo que está dispuesto a asumir. Si ya ha decidido invertir en alguno de los instrumentos o valores que se transan en el mercado de valores, debe contactar a un puesto de bolsa, donde se le asignará un corredor de bolsa que le brindará toda la información y asesoría necesaria sobre las distintas opciones que el mercado le ofrece según su perfil de riesgo. Si le llama la atención alguna empresa en particular como mínimo debe conocer:
• Los últimos estados financieros auditados de la sociedad emisora.
• La actividad principal de la empresa.
• El crecimiento del sector o del rubro al que pertenece la empresa.
• La rentabilidad, solvencia y liquidez de la empresa.
• El prospecto de la emisión, donde se establecen todas las características de la misma.
• Los rendimientos ofrecidos por otras alternativas de inversión.
Las empresas que captan recursos a través de Bolsa ponen a su disposición una gran cantidad de información que le facilita la toma de decisiones. Una vez que ha tomado la decisión de invertir en algún instrumento en particular o que se le ha conformado un portafolio de inversión, de acuerdo a su perfil, el Agente Corredor procederá a realizar la transacción o transacciones correspondientes según las instrucciones que usted giró. Antes, deberá firmar un contrato con el Puesto de Bolsa en el cual se establecen los servicios contratados al Puesto de Bolsa, su vigencia, los riesgos y beneficios involucrados, las obligaciones y responsabilidades de cada una de las partes, y las comisiones que debe pagar por los servicios brindados. Infórmese sobre el contenido del contrato para asegurarse que comprende y que está de acuerdo con sus términos. Ya realizada la o las transacciones correspondientes usted podrá solicitar copias de las boletas de transacción y certificaciones de los registros de operaciones realizadas. A partir de ahí el Puesto de Bolsa deberá enviarle estados de cuenta periódicos informando sobre el estado de sus inversiones. Recuerde que la decisión de inversión siempre será de su exclusiva responsabilidad y que la principal forma de proteger sus inversiones es con información.

¿Por qué le convendría invertir en el Mercado de Valores?

• Porque usted tiene la oportunidad de elegir el tipo de inversión que desea, a precios de mercado.
• Porque usted puede contar con la orientación y apoyo de especialistas en el mercado, como son los puestos de bolsa a través de sus agentes corredores de bolsa.
• Porque usted dispone de diversas alternativas de inversión, en condiciones de transparencia, equidad e igualdad de oportunidad.
• Porque el mercado de valores, los puestos de bolsa, las empresas emisoras y demás entidades que intervienen en él son estrictamente regulados por la Superintendencia General de Valores.

Ver Más • Porque los puestos de bolsa y sus agentes corredores cuentan con una amplia experiencia y la capacitación profesional requerida para realizar sus transacciones y brindarle la asesoría adecuada con total transparencia de las transacciones.
• Porque las Bolsas de Valores ofrecen la infraestructura adecuada para la realización de transacciones bursátiles.
Respecto al momento de buscar asesoría recuerde que los Puestos de Bolsa son los únicos autorizados para actuar como intermediarios en el Mercado de Valores. Ellos cuentan con profesionales especializados en la compra y venta de valores, quienes le darán a conocer las diversas alternativas que le brinda el mercado, los que por sus servicios, cobran comisiones que deberán ser acordadas con usted como inversionista.


INFORMACION DE CONTACTO

Calle 2, Avenidas Central y 1, Edificio Trifami, Piso # 7, Oficina 705
(506) 2221-3014 / 2221-3096 Fax: (506) 2233-3204
De Lunes a Viernes de 9:00 am a 5:00 pm
  © Cámara de Intermediarios Bursátiles y Afines 2015.
Todos los derechos reservados.
  Diseño y Web Hosting Etech911